0

Orgullo Vs. Humildad… Error Vs. Perdon

Por Chica Moradulce

IMG_3778

Qué fácil es culpar a otros de nuestros errores!! Admitámoslo, somos expertos inventando excusas, e implicamos a los demás en nuestras metidas de pata con una facilidad asombrosa (lo digo por experiencia).

Como seres humanos somos orgullosos y no nos gusta mucho la idea de admitir nuestros errores, generalmente por temor al rechazo, e incluso porque no nos perdonamos a nosotros mismos, pero este problema es por falta de amor, sea propio o el que nos brindan los demás; Jesús dijo: “…Ama a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:39) pero si no tenemos amor hacia nosotros, ni hacia otros, como podemos perdonar? Después de todo no podemos dar de lo que no tenemos, y si no tenemos a Dios no podemos tener amor pues Él mismo es el amor en persona (1 Juan 4:8) y el perfecto amor echa fuera el temor (1 Juan 4:18). Cuando aceptamos este amor, se hace parte de nosotros, aprendemos a amarnos y a perdonarnos. En ese momento ya no tenemos necesidad de buscar excusas, sino que comprendemos que somos humanos, que caemos, pero que debemos reconocer nuestro error, enmendarlo y seguir adelante, procurando ir tomados de la mano de Dios, pues sus caminos son más altos (perfectos) que los nuestros y si andamos en ellos viviremos en otra dimensión, tomando en cuenta a Dios para cada jugada, para cada decisión que hagamos, adquiriremos humildad y sabiduría, dejaremos el orgullo; y caminaremos más recto. Pero recordemos, “No que lo hayamos logrado ya, pero proseguimos al blanco, a la meta del supremo llamamiento de Dios que es en Cristo Jesús (la vida eterna)” (Filipenses 3:12–14)

Anuncios
0

Una Pequeña Espiguita

Por ChicaMoradulce

Espiguita

Photo 010

Quién soy? Que propósito tengo? Porque existo?

Son preguntas que a medida que crecemos se vuelven más latentes en nuestro corazón.

De hace un tiempo para acá, hemos venido trabajando con mi padre y mi hermano el tema de la IDENTIDAD, que a nuestra edad se vuelve bastante interesante e importante, pero mi identidad ya no es solo teoría, Dios me está permitiendo llevarla a la práctica mediante procesos de descubrir mi ESENCIA, de donde soy y a donde pertenezco.

A medida que pasa el tiempo, crezco, hago amigos, aprendo cosas nuevas y voy adquiriendo madurez, ya no voy como las semillas de diente de león, que fluctúan, suben y bajan según la dirección del viento;  soy una semilla de trigo que Dios planto en esta familia con un propósito, le dio unos sembradores (padres) para que la cuiden y la cultiven hasta que se convierta en una ESPIGA, que de mucho fruto, y con ese fruto muchos sean saciados y que conozcan de Cristo y de su amor.

He descubierto, a través de las enseñanzas de mi padre y pastor, que yo soy lo que Dios dice que soy, no lo que el hombre dice y tampoco lo que hago, que pertenezco a un rebaño, un rebaño de espigas, a una manada pequeña, que tengo una herencia de pasión, sacerdocio y dedicación a Dios, y he podido notar como con mi crecimiento va aflorando esa pasión por el llamado y los perdidos, y como mi vida va tomando sentido cuando le presto atención a Dios y a la esencia que tiene destinada para mí; estoy empezando a descubrir su amor y a no solo creerlo de labios para afuera, sino en mi corazón y en mi espíritu, ahora sé que no hay nada mejor que vivir enamorada de Él y de su amor que nunca tiene fin…

2

Raíces para la vida

Chica Moradulce

Photo 012

Una de las maneras en que Dios me ha enseñado y me ha mostrado su amor es a través de la naturaleza y la fotografía. Hace aproximadamente 3 semanas fuimos a la biblioteca, mientras cuidaba a mis hermanos y a mi primo, me puse a observar a mi alrededor y descubrí entre unas rocas de un senderito una plantita, me quede observándola y viendo  lo frágil y fuerte que era al mismo tiempo, no mediría más de 6 cm  y corría el riesgo de ser pisada por la gente que cruzara su trayectoria de crecimiento. Me puse a pensar en que nosotros somos como esa plantita; Dios nos pone en una familia, en un entorno y un círculo social que tal vez no es de nuestra preferencia, y en nuestro crecimiento vamos a encontrar circunstancias o personas que nos van a pisar e incluso quebrar, y recordaba que 8 días antes veía Karate kid 3 con mi papa y mi hermano. Me vino a la mente una escena en especial, en la que el Sr. Miyagi  trasplantaba y vendaba un Bonsái que había sido sacado de su sitio, había caído al mar y se había quebrado, en ese momento el Sr. Miyagi hablaba con Daniel y le decía que si la raíz del árbol era fuerte, a pesar de que lo habían sacado de su entorno y su línea de crecimiento, iba a sobrevivir.

Recordaba con la plantita  y el bonsái, la importancia de la crianza de los niños, y como es de importante, estén en la situación que estén, darles buenos cimientos, que los ayuden a mantenerse fuertes en este camino de la vida, que posiblemente no los va a tratar con situaciones muy agradables y convenientes, que les va a tentar, y tal vez caerán o se saldrán del camino, pero al tener buenas raíces, se levantaran y volverán al puesto que Dios les asigno, a su identidad y profundizaran mas en su relación con Dios para no volver a caer en los errores pasados, seguir adelante y cumplir el llamado y propósito que Dios tiene para ellos.

“De las cenizas del fracaso, brotan las rosas del éxito”

0

EL MEJOR DIA

Esta mañana desperté emocionada con todas las cosas que tengo que hacer antes de que el reloj marque la media noche.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy.  Soy importante.

Mi trabajo es escoger que clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día esta lluvioso, o puedo dar gracias a Dios porque las plantas están siendo regadas gratis.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero, o puedo estar contento de que mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo o puedo sentirme agradecida que me permitieran haber nacido y tener lo que vale la pena, las personas que amamos.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas, o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo el deber de estudiar o puedo agradecer que puedo aprender y abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, la escultora que tiene que darle forma.

Lo que suceda hoy depende de mí.  De nadie más, yo debo escoger que tipo de día voy a tener.

Ten un gran día como lo desea Dios.

Ponle nombre a este día, un nombre que te motive a disfrutar las grandes victorias que Cristo compro para ti con su sacrificio en la Cruz del Calvario.

ANONIMO

1

Credo del triunfo

 

  1. Hacer el bien a todo el mundo.
  2. No hablar mal de nadie.
  3. Reflexionar bien antes de decidir un asunto.
  4. Callarse cuando se sienta ira.
  5. No negar nunca un servicio cuando se puede hacer.
  6. Socorrer a los infortunados.
  7. Confesar los propios errores.
  8. No enconar las discusiones.
  9. Tener paciencia con todo el mundo.
  10. Desconfiar de lo que cuentan los murmuradores.

JAMAS SE ARREPENTIRA QUIEN LO PRACTIQUE

Esto es sabiduría practica y tiene que ver con ama al prójimo como a ti mismo y que de todo lo que siembres cosecharas.

 

1

Autorradiografia de ti mismo

Si no te apruebas a ti mismo, ¿quién te va a aprobar?…

Si no te interesa lo que haces, ¿a quién le vas a interesar?…

Si no te inspiran respeto tus acciones, ¿a quién han de inspirarle?…

Si no te dispones a perdonar las faltas ajenas, ¿con que derecho esperas que otros perdonen las tuyas?…

Si no confías en tus propias decisiones, ¿quién habrá de confiar en ellas?…

Si no tienes fe, ni sueñas ni te esfuerzas, ¿por qué acusar al mundo de ser árido, frío y sin bondad?…

Si permites que la envidia, el rencor y el mal dominen tu corazón, ¿por qué no habrás de sufrir el infierno de la desconfianza?…

Si pones hiel en las más puras emociones, ¿por qué te rebelas al llevar una existencia amarga?…

Si no cuidas el huerto de la amistad, ¿por qué te sorprendes cuando germinan decepciones?…

Si destrozas todas las avenidas que te traen afecto, ¿por qué lamentas la soledad en que vives?…

Si eres capaz de engañarte, ¿a quién no engañarás?…

Si aún no has aprendido el verbo comprender, ¿cómo pretendes conjugar el verbo amar?…

Si persistes en vivir dentro del ayer, ¿cómo puedes no temerle al mañana?…

Si oscilas entre el pasado y el futuro, ¿cómo puedes disfrutar bien el presente?…

Si nunca te decides a partir, ¿por qué ansías tanto llegar?…

No esperes a que las personas o las circunstancias cambien. Empieza por ti y vive plenamente tu vida

ANONIMO

Bendigo a este anónimo, ya que hay mucha sabiduría en esta reflexión. Este escrito lo he conservado desde mi adolescencia y cada vez que lo desempolvo y lo miro ministra  mi corazón.