0

QUE DESPISTE

Señor eres tan hermoso que nos sigues  sorprendiendo.  Como siempre nos despistamos para nuestro aniversario de matrimonio, siempre estamos pendientes un mes antes pero faltando una semana se nos va la memoria de esta fecha.

Pero en esta ocasión a ti no se te olvido, hasta antier en la noche llevábamos 5 ½ meses que a mi esposo no le salía trabajo. Pero sonó el teléfono….un paciente que no había podido volver necesitaba que lo atendiera  al día siguiente, pues salía de viaje. Mi esposo muy juicioso se dispuso a trabajar con alegría, en la tarde llego contento trayendo dos bolsas de leche, el recibo de impuesto del garaje pago, un par de medias para los mas peques y una camiseta para los más grandes.

Hace unas semanas nos dejaron una tarea en la Iglesia. Era salir a comer los dos solos y reflexionar sobre unos libros muy edificantes llamados “la resolución para hombres” y “la resolución para mujeres” basados en la película RETO DE VALIENTES (hermosa!!!!!) y tratan básicamente de reordenar nuestra vida familiar.  Entonces mi amado no dio espera y me invito a salir…hablamos de todas las cosas lindas que Dios ha estado haciendo en este tiempo en nuestra vida, comimos unas deliciosas hamburguesas que hace mucho rato no saboreábamos, gracias Dios estaban deli :). Luego caminamos un rato, dimos una vuelta, hicimos un poquito de mercado. Cuando mi esposo metió la llave en la cerradura de la puerta del edificio donde vivimos, me dio por mirar mi celular y confirmar la fecha de ese día. Cuál fue mi sorpresa era 5 de JULIO, estábamos cumpliendo 15 años de casados, nos reímos mucho de lo despistados que somos  y sin saber habíamos celebrado nuestro aniversario de bodas. A nosotros se nos olvido pero a nuestro Padre celestial no. Qué lindo es el Señor nos hizo disfrutar el día de nuestro pacto.

2

Estoy enamorada

 Estoy muy feliz de el hombre que Dios ha puesto en mi vida en este tiempo, mi esposo, quien ya no es el mismo de hace casi 14 años que llevamos juntos.

Me gusta su carácter, me gusta su firmeza y sobre todo su capacidad de amar a Dios por encima de todo, hace varios años le vengo diciendo : Amor si esto ha hecho Dios en tí en estos cortos años, creo que estaré derretida de amor cuando llevemos 40 años de casados. (Y soy testigo del antes y después de mi esposo, Dios es poderoso)

Me gusta que es integro, recto, generoso, bondadoso, gracioso, que no se deja manipular (ni aún de mi), que me ama y me protege incluso de mi misma, hoy es un excelente padre con autoridad. Se que algunos lo critican por que según ellos no nos da las comodidades que el mundo dice que se deben tener, (pero solo hablan de cosas materiales).

Mi amado nos sostiene y nos cuida en lo más importante, nuestra alma y nuestro espíritu. Ora por nosotros y le gusta hacernos reír. Jamás ha faltado el alimento en nuestra casa, pues creo que Dios ve su corazón.

Ayer quería honrar a mi esposo diciéndole que lo amo, de una manera especial, dedicándole una canción y busque montones, pero no encontraba. Cuando me di por vencida El Señor me permitió encontrar esta que me pareció hermosa.

 

En la medida que voy conociendo a Dios, entiendo mejor lo que me quiere decir en su palabra:

“Las casadas estén sujetas—y adáptense— a sus propios maridos, como [un servicio] al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia.” (Efesios 5:22-29, Paralelo de Biblia Reina-Varela 1960/Comentario Amplificado de la Biblia King James).

“Por lo demás, cada uno de vosotros (sin excepción) ame también a su mujer como a [siendo en un sentido] sí mismo; y la mujer respete a su marido— que ella lo nota (o sea que no lo ignora), lo tiene en alta estima, lo honra, lo prefiere, lo venera y aprecia; y que ella consiente con él, lo ama y admira sumamente

Hoy veo como mi esposo se ha entregado, muriendo a si mismo para que yo sea mejor para Dios y para el. El Señor lo ha usado como instrumento para cambiarme a mi, pues ya no soy ni sombra de lo que fuí.

Gracias Señor por darme el mejor amigo que podría desear….. mi amado esposo.

0

Las Necesidades del Esposo.

Por Feliciano Ruiz

Las Necesidades del Esposo.

El adulterio, que es equivalente a infidelidad y traición, destruye matrimonios y arruina familias enteras, conduciendo con frecuencia al divorcio. Los estudios indican que el común de la gente está en contra del adulterio, ya que aproximadamente ocho de cada diez personas no aprueban y rechazan la infidelidad conyugal. Pero, a pesar que la mayoría de las personas ven al adulterio como pernicioso y devastador para el núcleo familiar, paradójicamente la sociedad no considera las consecuencias de las relaciones extramatrimoniales.

Está demostrado que los matrimonios que no logran satisfacer mutuamente sus necesidades son más vulnerables a una aventura extramatrimonial. Satisfacer las necesidades en la vida conyugal es de vital importancia, de no ser así, la persona casada podría entregarse a la búsqueda ansiosa por saciar su insatisfacción con amoríos extramatrimoniales. Cuando alguna de las necesidades del cónyuge no es satisfecha, él se volverá sensible y será tentado a caer en una aventura.

¿Cuáles son las necesidades de un esposo?, ¿cómo se pueden satisfacer sus necesidades?, ¿es posible evitar la infidelidad del cónyuge?, son preguntas frecuentes que emanan del corazón de toda mujer casada y que desea tener un matrimonio sólido y estable. Permítame invitarle a analizar juntos las principales necesidades de un esposo.

1. Sexualidad ( Proverbios 5:18-19.  – 1 Corintios 7: 2-5.  – Hebreos 13:4. )

Existen diferencias sustanciales entre el varón y la mujer en lo relativo al sexo. Sus actitudes y reacciones hacia el sexo son diametralmente opuestas. La mujer no tiene un interés espontáneo en el sexo, ella debe ser estimulada para el acto sexual principalmente por el contacto físico y verbalmente. El varón por su parte suele exitarse súbitamente a través de la vista, y casi de inmediato está preparado para el acto sexual. Esto explica el por qué del “éxito” de la industria cinematográfica, siendo los varones los directos consumidores.

Toda esposa que entiende esto, sabrá corresponder y entregarse oportunamente al requerimiento de su esposo. La mayoría de veces la esposa está indispuesta para la intimidad sexual, y notará que el esposo “siempre” está dispuesto. Es necesario indicar que cuando una esposa es colmada de afecto por su esposo, sentirá una predisposición al sexo. Esto se debe a que, así como el esposo tiene una gran necesidad del sexo, la esposa tiene una profunda necesidad de afecto por parte de su esposo.

2. Recreación ( Proverbios 12:4; 19:14; 31:10-12. )

Para un hombre es muy importante que su esposa le acompañe en sus actividades recreativas. A todo hombre le interesan los deportes, los paseos o el entretenimiento, y es probable que cuando eran enamorados o novios participaban juntos de diversas jornadas de esparcimiento. De seguro que ella siempre lo acompañaba cuando él jugaba en el campeonato de fútbol o cuando iba de campamento o de paseo. Si a él le agradaba ver alguna serie de televisión, ella estaba cariñosamente a su lado.

Una vez casados, la tendencia femenina es la pérdida de interés en las actividades recreativas del esposo, y es aquí donde se origina un serio problema en la relación matrimonial. Ella considera que él debe mantener su interés en la distracción y que su presencia ya no es necesaria. Pero desafortunadamente, es en este tipo de actividades cuando alguna mujer extraña logra atraer al varón. Toda mujer debe saber que, para un hombre el sexo es lo único que logra superar el tiempo de recreación que pasa con su esposa.

3. Atracción (Cantares 4 y 7)

Las investigaciones señalan que para un hombre es casi imposible sentirse atraído por una mujer únicamente por sus virtudes interiores o lo que algunos denominan: belleza interior. Todo hombre es atraído por la vista, y necesita tener una esposa que le agrade físicamente. Recordemos que la mujer piensa y siente diferente que el varón, de ahí el compromiso que toda mujer debe asumir con su aspecto personal y su apariencia física, ya que el varón tiene la necesidad de sentirse atraído y seducido por su esposa.

Muchos esposos se quejan que al llegar a casa, luego de estar rodeados de mujeres bellas y atractivas en el trabajo, solo encuentran a una esposa oliendo a cebollas, desaliñada o con ruleros. Este es un impacto emocional para cualquier esposo, ya que debe desenvolverse en dos mundos que contrastan considerablemente. Una esposa sensata será muy cuidadosa y diligente en su apariencia personal, aún cuando esté en casa no descuidará en mantenerse físicamente atractiva para su esposo.

4. Familiaridad ( Proverbios 9:13; 21:19; 25:24.  – Romanos 14:19.  – 2 Corintios 13:11. )

Si hay algún sueño o anhelo en la vida de todo esposo es tener un hogar donde reinen la paz, el descanso y la quietud. El esposo promedio, luego de una jornada de trabajo, agotado y cansado tiene la ilusión de una familia maravillosa que ávidamente lo está esperando. Se imagina a su esposa corriendo a la puerta y recibiéndolo cariñosamente para darle sus atenciones. De igual manera, visualiza a sus hijos contentos y alegres de verlo llegar. Él necesita sentirse cómodo y tranquilo en medio de la unión familiar.

Pero esto es solo una fantasía en la vida del esposo. Nadie lo está esperando y tampoco nadie lo recibe ni se alegra de verlo. Por increíble que parezca, todo esposo tiene estos pensamientos ilusorios. Hay una profunda necesidad en el esposo de tener una familia con una esposa amorosa e hijos sumisos y obedientes. Sueña con una casa ordenada y limpia a la cual tenga el agrado de llegar. Alguna mujer dirá que esto es mucho para ella, pero en sus ilusiones el esposo necesita disfrutar de un hogar placentero y acogedor.

5. Admiración ( Romanos 13:7-8.  – 1 Pedro 3:1-6.  – Colosenses 3:17. )

Son pocas las esposas que atinan a expresar la admiración que sienten por sus esposos. Se ha descubierto que la admiración de una esposa hacia su esposo tiene un poder motivador extraordinario. Cuando una esposa le dice a su esposo que se siente orgullosa de él, que lo admira por sus cualidades o virtudes, despertará en el hombre potencialidades nunca antes conocidas, logrando que desarrolle nuevas y mayores habilidades. Recibir la admiración de la mujer es una necesidad masculina.

La esposa debe cambiar sus exigencias y presiones al esposo por palabras de admiración. Todo hombre que es admirado por lo que es y por lo que hace, se sentirá inspirado, desafiado y motivado a salir de la mediocridad y optará por el perfeccionamiento, la calidad y la excelencia. Nadie mejor que la propia esposa para lograr cambios trascendentes en el esposo. Y si la esposa no es la principal admiradora de su esposo, cuando él reciba la mínima señal de admiración de otra mujer, ésta podría cautivar su corazón.

Ministerio Ame-Amen, Inc.

0

Las Necesidades de la Esposa.

Por Feliciano Ruiz

Las Necesidades de la Esposa.

Estudios e investigaciones en las causas de infidelidad y a veces con el consecuente divorcio en los matrimonios, concluyen que existe una relación directa con el tema de las necesidades de la mujer y las necesidades del hombre. Las necesidades insatisfechas en el vínculo matrimonial -aunque cueste aceptarlo- son la causa principal de las aventuras extramatrimoniales. La persona casada necesita sentirse realizada en las áreas emocionales básicas, al no conseguirlo se originará un peligroso vacío en su vida. Desafortunadamente en esta fase, muchos terminan “llenando” esa necesidad fuera del matrimonio.

Asimismo, hay evidencia psicológica creciente en el sentido que el comportamiento adúltero en los padres afecta dramáticamente a los hijos cuando llegan a ser adultos. Tal como la separación matrimonial influye en la posibilidad de que los hijos cuando adultos también lo consideren, la infidelidad conyugal puede resultar en conductas similares en los hijos. Esto nos ilustra la enseñanza bíblica de cómo los pecados de una generación recaen sobre la siguiente generación. ( Éxodo 20:3-5.  – Salmos 109:14.  – Lamentaciones 5:7. )

Estadísticamente hablando, luego de descubierta la infidelidad un 65 por ciento de parejas se divorcían, y sólo el 35 por ciento restante permanecen unidas, siempre y cuando busquen ayuda u orientación. Pero, ¿por qué una esposa sería infiel?, ¿cuáles son las necesidades de una esposa?, ¿cómo satisfacer sus necesidades?, ¿es posible evitar que ella sea infiel? A fin de responder éstas y otras interrogantes masculinas, a continuación describiré las principales necesidades de una esposa.

1. Afecto ( Efesios 5:25-28.  – Colosenses 3:19.  – 1 Pedro 3:7. )

Si existen esposas carentes de afecto es porque todavía hay esposos que no han entendido que para ellas es una necesidad inmensa. El hombre necesita entender que las demostraciones afectivas jamás serán suficientes para una esposa promedio. Lo lamentable es que muchos esposos no logran definir el afecto en el sentido que una mujer lo entiende, y como consecuencia tampoco atinan a manifestarlo. Un hombre sensato e inteligente procurará descubrir el real significado del afecto, según el corazón femenino.

En honor a la verdad, existen innumerables formas y maneras de expresar afecto. Pero para la mayoría de mujeres, el afecto del esposo debe representar cuidado, valoración y consuelo. No bastan las tarjetas románticas, los mensajes de texto, las flores o llevarla a cenar; la esposa necesita que el afecto de su esposo se traduzca en protección ante el peligro, honra por sus virtudes y apoyo en la adversidad. Ser colmada de afecto es de tanta estima para una mujer que la mantendrá adherida -digo “unida”- a su esposo.

2. Diálogo ( Efesios 4:31.  – Efesios 5:16.  – Colosenses 4:6. )

¿A observado cómo los enamorados conversan? Hasta parece un milagro, le diré por qué. Es increíble las horas de horas que pueden pasar en amena e incansable conversación, y vaya usted a indagar y no le será fácil entender de dónde sacan tantos temas para el diálogo. Y, ¿acaso no fue igual cuando usted estaba de amores antes de casarse?, qué maravillosos tiempos aquellos, ¿verdad?. Pero, ¿qué pasó después de casado?, ya no queda nada de aquél hombre enamorado y conversador.

Las esposas necesitan dialogar con sus esposos. Es decir, necesitan que sus esposos les hablen y también necesitan ser escuchadas. Esta es la llamada comunicación de doble vía. El esposo que únicamente emite mensajes y da órdenes sin darle opción a su esposa para expresarse y ser escuchada, sólo conseguirá que ella cierre su corazón. Es verdad que el diálogo demanda inversión de tiempo e implica acercamiento a la pareja, pero a su vez, aviva la llama del amor y endulza el matrimonio.

3. Sinceridad ( Romanos 12:9.  – Efesios 4:25.  – Colosenses 3:23. )

Hay hombres que no tienen idea de lo que es capaz de generar la sinceridad en el corazón de una esposa. La sinceridad o franqueza produce confianza, credibilidad y seguridad. Toda mujer necesita confiar en su esposo y tener la certeza que es amada y respetada por él. Pero sólo un esposo sincero podrá tener una esposa segura y confiada. El mundo está lleno de mujeres desconfiadas e inseguras de la fidelidad y del amor de sus esposos, siendo ellos mismos los autores de este drama.

Considerando que la desconfianza e inseguridad socavan la armonía y la paz conyugal, lo prudente es que el esposo siempre evidencie franqueza, veracidad y transparencia en sus palabras y hechos. De no ser así, ahogará la confianza y hundirá la seguridad que de él tenía su esposa. Una relación en semejante estado, no le concede a la mujer la base necesaria para edificar un matrimonio estable, lo cual prodría causarle inestabilidad emocional y resolver distanciarse de su esposo.

4. Provisión ( Proverbios 10:2-5; 13:11; 22:29.  – 1 Timoteo 5:8. )

Muchos de los conflictos matrimoniales están vinculados al tema financiero. Cuando ambos esposos trabajan, no siempre logran ponerse de acuerdo sobre el manejo y uso del dinero. El problema se agudiza cuando ella tiene un salario superior al de su esposo. Esto le hace creer al hombre que su dinero es insignificante para su esposa y como consecuencia se vuelve indiferente a la necesidad de apoyo finaciero que tiene la mujer. La esposa necesita sentirse protegida financieramente por su esposo.

Con la provisión financiera a la casa, el hombre le atestigua a su esposa que él tiene un compromiso con ella, y esto lo dignifica como hombre y cabeza de hogar. Por su parte, la esposa experimenta sentimientos de respeto y admiración hacia su esposo. Ningún hombre debe ignorar que toda esposa necesita disponer de dinero suficiente para satisfacer las necesidades de su familia. El esposo que provee los recursos necesarios para su hogar, notará que su esposa estará libre de tensiones.

5. Liderazgo ( 1 Tesalonicenses 4:4-5  – Efesios 6:4.  – Proverbios 20:7. )

Estamos ante una impresionante carencia de líderes en nuestro mundo actual, y para colmo la familia también está acéfala al respecto. En realidad, nadie le ha quitado ni usurpado el lugar que le compete al hombre como líder del hogar, simplemente no está ocupando su lugar, ignorando que su esposa lo necesita como líder en la familia. La mujer por naturaleza tiene todas las cualidades y atributos para hacerse de familia y tener un hogar, pero a su vez es consciente que sola no podrá liderarlo.

La mujer necesita ver a su esposo ejercer liderazgo como el padre de sus hijos, guiándolos en lo moral, espiritual, y en su desarrollo físico. Así como en lo paterno, ella también necesita ver al hombre liderar como esposo. A la esposa le agrada que el hombre tenga iniciativa, creatividad y sobre todo visión de futuro en favor de su familia. Naturalmente que esto le demandará al esposo hacer un compromiso serio con su familia; pero en definitiva, tendrá mucho que ganar y nada que perder.

Ministerio Amen-Amen, Inc.

0

PRIMERO TU PAREJA

Un día acudí a una clase con mi novia, no recuerdo mucho del tema de la clase, pero lo que sií recuerdo con frecuencia es la dinámica que se realizó. Nos sentamos todos en círculo, y nos pidieron a Norma y a mí que nos sentáramos juntos.

La instructora dijo ‘ Supongamos que Juan Pablo y Norma se acaban de casar. Ellos han construido su hogar, establecido sus normas, son felices. Con el tiempo viene el primer hijo. Llamaron a uno de los jóvenes y le pidieron que se sentara entre nosotros. ‘ Norma y Juan le dan la bienvenida a su hogar. Viene entonces el segundo hijo; pidieron a otro de los jóvenes que se sentara al lado de su hermano, entre nosotros. La familia va creciendo, Norma y Juan son muy buenos padres y literalmente dedican su vida a ellos. En la dinámica tuvimos tres o cuatro hijos más.   En cada ocasión pidieron a alguno de los jóvenes o jovencitas que se sentaran en medio de nosotros. El tiempo pasa, continuó la instructora, y llega el día en que los hijos hacen su propia vida. Primero, Julio se casa y forma su propio hogar. nuestro primer hijo, se levantó y ocupó su nuevo lugar y así sucesivamente. Cuando todos terminaron de irse, la instructora hizo una pausa y dijo: “Ahora miren la distancia que existe entre ellos”. Efectivamente, había entre nosotros una distancia de 6 ó 7 sillas vacías. ¿Qué pudo haber causado ese hueco enorme? Juan y Norma han cometido un gran error, han permitido que sus hijos se interpongan entre ellos y ahora que están de nuevo solos, si acaso, tendrán que empezar a conocerse.

La instructora nos explicó el error de darlo todo por nuestros hijos… Explicó que la base del fundamento del hogar no son los hijos, sino la pareja y que ésta debe permanecer unida contra viento y marea. De hecho, el mejor regalo que se puede dar a los hijos es saber que sus padres se aman y que permanecen unidos y así ellos aprenderán a amar en función de cómo se aman sus padres. Si los padres no salen juntos, no se siguen cortejando, no se hablan con tiernos acentos y no se comunican entre ellos demanera frecuente y especial, es escasa la probabilidad de tener hijos espiritual y emocionalmente estables y, cuando ellos partan de casa, nos encontraremos incomunicados. No es egoísmo, por el contrario, es un seguro de vida para ellos y para nosotros mismos. Primero la pareja. Son los hijos los que deberán acomodarse. La vida familiar no tendrá que girar en torno a ellos, sino en torno de los padres. Tengamos el valor de decir: “Primero MI pareja”, o irnos preparando, muy posiblemente, para pasar una vejez solitaria, por no haber aprovechado la oportunidad que tuvimos para construir una vida en pareja.

Sigue estas sencillas reglas y tendrás éxito… 1. SOLTER0 O SOLTERA: PRIMERO TUS PAPÁS. 2. CASADO O CASADA: PRIMERO TU PAREJA, EN SEGUNDO LUGAR: TUS PADRES. 3. CASADO O CASADA CON HIJOS: PRIMERO TU PAREJA, EN SEGUNDO LUGAR: TUS HIJOS, EN TERCER LUGAR: TUS PADRES. SI CAMBIAS EL ORDEN EN CUALQUIERA DE LOS PUNTOS… PROBABLEMENTE TENDRÁS UNA VEJEZ SOLITARIA. El respeto es lo mas importante en una relación, si se pierde el respeto aunque haya amor se terminará la relación, no olvidemos conquistar a nuestra pareja día con día. Dios te bendiga Siempre…….!!!!! “Solo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unan para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra”

“Antes de acudir al encuentro del otro, deberíamos intentar el encuentro con nosotros mismos”

Autor desconocido.