Raíces para la vida

Chica Moradulce

Photo 012

Una de las maneras en que Dios me ha enseñado y me ha mostrado su amor es a través de la naturaleza y la fotografía. Hace aproximadamente 3 semanas fuimos a la biblioteca, mientras cuidaba a mis hermanos y a mi primo, me puse a observar a mi alrededor y descubrí entre unas rocas de un senderito una plantita, me quede observándola y viendo  lo frágil y fuerte que era al mismo tiempo, no mediría más de 6 cm  y corría el riesgo de ser pisada por la gente que cruzara su trayectoria de crecimiento. Me puse a pensar en que nosotros somos como esa plantita; Dios nos pone en una familia, en un entorno y un círculo social que tal vez no es de nuestra preferencia, y en nuestro crecimiento vamos a encontrar circunstancias o personas que nos van a pisar e incluso quebrar, y recordaba que 8 días antes veía Karate kid 3 con mi papa y mi hermano. Me vino a la mente una escena en especial, en la que el Sr. Miyagi  trasplantaba y vendaba un Bonsái que había sido sacado de su sitio, había caído al mar y se había quebrado, en ese momento el Sr. Miyagi hablaba con Daniel y le decía que si la raíz del árbol era fuerte, a pesar de que lo habían sacado de su entorno y su línea de crecimiento, iba a sobrevivir.

Recordaba con la plantita  y el bonsái, la importancia de la crianza de los niños, y como es de importante, estén en la situación que estén, darles buenos cimientos, que los ayuden a mantenerse fuertes en este camino de la vida, que posiblemente no los va a tratar con situaciones muy agradables y convenientes, que les va a tentar, y tal vez caerán o se saldrán del camino, pero al tener buenas raíces, se levantaran y volverán al puesto que Dios les asigno, a su identidad y profundizaran mas en su relación con Dios para no volver a caer en los errores pasados, seguir adelante y cumplir el llamado y propósito que Dios tiene para ellos.

“De las cenizas del fracaso, brotan las rosas del éxito”

Anuncios

2 comentarios en “Raíces para la vida

  1. Qué lindo, me recuerda mucho a la historia del prisionero Picciola, que le escribió una carta a Napoleón para darle permiso de remover unas losas del patio de prisión y que no muriera una plantita que había nacido y de la que se enamoró por verla a diario cuando salían. Picciola estaba en prisión injustamente, y dicen que Josefina le dio no sólo permiso, sino que lo sacó de prisión. Un hombre con esa sensibilidad, no puede tener un alma criminal, pensó la mujer de Napoleón.

    Un abrazo,

    Silvia

    • Hola Silvia, gracias por leer mi articulo, sabia algo muy general sobre Napoleon pero no el dato que me estas comentando, creo que profundizare en esa historia, me llama bastante la atencion pues me gusta mucho leer sobre historia, sobre todo de la epoca de la conquista.

      Saludos y Bendiciones

      ChicaMoradulce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s