Hombres pequeños pero grandes

Bien dicen por ahí que el adulto que ves hoy es lo que hicieron con el niño de ayer, también escuche a un hombre sabio decir “SI DURANTE LOS PRIMEROS 20 AÑOS DE LA VIDA DE TUS HIJOS LOS EXPONES A LO QUE ES REALMENTE BUENO: EL AMOR A DIOS, LA HONESTIDAD, LA INTEGRIDAD, LA JUSTICIA, LA VERDAD, EL CONOCERSE A SI MISMO PARA VENCER LO MALO QUE HAY EN SI, LA FIDELIDAD, LA SOLIDARIDAD, LA COMPASION, LA GENEROSIDAD. SABRAN  Y VIVIRAN TANTO LO QUE ES BUENO, QUE CUANDO VENGA LO MALO LO DETECTARAN Y LO RECHAZARAN” Espero poder aplicar estos principios con mis hijos.

Recuerdo cuando éramos novios con mi esposo y hablábamos pensando en nuestros futuros hijos, deseábamos que fueran personas de bien, inteligentes, fuertes y que amaran ayudar a otros.  Hemos descubierto que todo principio de sabiduría y bondad es conocer a Dios, no hablo de religiosidad sino de relación.

Es raro ver personas que estén dispuestas a cambiar y eso se nota desde la infancia cuando el niño se empecina en que tiene la razón siendo niño y sin conocer; así pasa con nosotros, muchas veces hablamos de cosas que no conocemos… y juzgamos.  Algo que me ha ayudado a través de los años es este versículo “Pon toda tu confianza en Dios y no en lo mucho que sabes” Prov.3:5  Algo bonito es cuando enseñas a tus hijos que hay un Dios con más autoridad que sus propios padres y lees junto a él la Biblia; el pequeño se da cuenta que tu le enseñas pero que a la vez estas aprendiendo.  No sé cómo funciona pero se crea una convicción tan fuerte de lo que es correcto, que cuando menos esperas hasta tu propio hijo te corrige sin darse cuenta y sabes que llegara el momento, algún día en que tu hijo será consciente  de que Dios es real y esta con el todo el tiempo.  Dios le corregirá cuando se quiera desviar o se halla desviado.

Este artículo lo he querido dedicar a mis hijos varones, a toda madre que este criando varones y a todo hombre (aunque estos principios aplican para toda persona).  Hoy en día el mundo, la sociedad está pidiendo a gritos hombres íntegros, radicales con principios rectos, inconmovibles en sus convicciones, hombres espirituales que su bandera sea un Dios grande.

Deseo de ustedes mis chicos Julián Ricardo, Samuel David y Daniel Esteban, que sean hombres de verdad que amen a Dios por sobre todas las cosas, QUE NUNCA jamás sean en su existencia como los que dice la palabra en   2 de Timoteo 3: 1 También debes saber que en los últimos días, antes de que llegue el fin del mundo, la gente enfrentará muchas dificultades.2 Habrá gente egoísta, interesada solamente en ganar más y más dinero. También habrá gente orgullosa que se creerá más importante que los demás. No respetarán a Dios ni obedecerán a sus padres, sino que serán malagradecidos e insultarán a todos.3 Serán crueles y se llenarán de odio. Dirán mentiras acerca de los demás, serán violentos e incapaces de dominar sus deseos. Odiarán todo lo que es bueno.4 No se podrá confiar en ellos, porque esos orgullosos actuarán sin pensar. En vez de obedecer a Dios, harán sólo lo que les venga en gana.5 Dirán que aman y respetan a Dios, pero con su conducta demostrarán lo contrario.

De estos yo puedo decir que crearan su propio dios que son ellos mismos y acomodaran todo de acuerdo a sus propios deseos.

Mis hijitos; se que este caminar por la vida no será fácil y vendrán muchas pruebas y tentaciones, pero recuerden jamás soltarse de la mano de su Señor y permanecer siempre en su palabra (Biblia). Yo sé que ahora son pequeños pero confío que llegaran a ser hombres grandes en su espíritu, en su alma y en su cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s