Estoy enamorada

 Estoy muy feliz de el hombre que Dios ha puesto en mi vida en este tiempo, mi esposo, quien ya no es el mismo de hace casi 14 años que llevamos juntos.

Me gusta su carácter, me gusta su firmeza y sobre todo su capacidad de amar a Dios por encima de todo, hace varios años le vengo diciendo : Amor si esto ha hecho Dios en tí en estos cortos años, creo que estaré derretida de amor cuando llevemos 40 años de casados. (Y soy testigo del antes y después de mi esposo, Dios es poderoso)

Me gusta que es integro, recto, generoso, bondadoso, gracioso, que no se deja manipular (ni aún de mi), que me ama y me protege incluso de mi misma, hoy es un excelente padre con autoridad. Se que algunos lo critican por que según ellos no nos da las comodidades que el mundo dice que se deben tener, (pero solo hablan de cosas materiales).

Mi amado nos sostiene y nos cuida en lo más importante, nuestra alma y nuestro espíritu. Ora por nosotros y le gusta hacernos reír. Jamás ha faltado el alimento en nuestra casa, pues creo que Dios ve su corazón.

Ayer quería honrar a mi esposo diciéndole que lo amo, de una manera especial, dedicándole una canción y busque montones, pero no encontraba. Cuando me di por vencida El Señor me permitió encontrar esta que me pareció hermosa.

 

En la medida que voy conociendo a Dios, entiendo mejor lo que me quiere decir en su palabra:

“Las casadas estén sujetas—y adáptense— a sus propios maridos, como [un servicio] al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia.” (Efesios 5:22-29, Paralelo de Biblia Reina-Varela 1960/Comentario Amplificado de la Biblia King James).

“Por lo demás, cada uno de vosotros (sin excepción) ame también a su mujer como a [siendo en un sentido] sí mismo; y la mujer respete a su marido— que ella lo nota (o sea que no lo ignora), lo tiene en alta estima, lo honra, lo prefiere, lo venera y aprecia; y que ella consiente con él, lo ama y admira sumamente

Hoy veo como mi esposo se ha entregado, muriendo a si mismo para que yo sea mejor para Dios y para el. El Señor lo ha usado como instrumento para cambiarme a mi, pues ya no soy ni sombra de lo que fuí.

Gracias Señor por darme el mejor amigo que podría desear….. mi amado esposo.

Anuncios

2 comentarios en “Estoy enamorada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s