Kaká

Por Moradulce

Quiero hablar de un personaje muy especial para mí, Kaká es un jugador de futbol y un modelo a seguir, no solo como futbolista sino como persona, esposo y padre, me gusta mucho el futbol y admiro a este jugador y es mi favorito aunque no haya anotado la mayor cantidad de goles en el mundial. Voy a contar un poquito de su historia.

 

Ricardo Izecson Dos Santos Leite nació el 22 de abril de 1982 en Brasilia, en el centro de una familia cristiana, desde que era muy pequeño ha tenido una pasión por el futbol que lo ha convertido en el futbolista que es hoy, el seudónimo Kaká es usado en Brasil para las personas llamadas Ricardo, su hermano menor Rodrigo lo apodo así y ahora nadie (o casi nadie) lo conoce por su nombre de pila, sino por el apodo que su hermano le dio.

A los 18 años sufrió un accidente, el diagnostico que dieron los médicos fue que quedaría invalido. Kaká le dijo a Dios: “Si tu quieres que juegue futbol, sáname; sino… es que yo no debía estar haciendo lo que estoy haciendo”.  Dios lo sano, dejo su columna como si nunca se hubiera lastimado.

 

Un tiempo después conoció a Caroline Célico quien sería su futura esposa, al poco tiempo de ennoviarse, Kaká tuvo que viajar a Italia y parecía que la relación se interrumpía por este suceso, se escribían frecuentemente y Kaká le decía a Caroline que regresaría para casarse con ella y que después se irían a Italia, finalmente el 23 de Diciembre del 2005 se casaron, a su boda asistieron 600 invitados entre ellos muchos futbolistas de la selección brasileña y otros jugadores internacionales. Tiempo después a Kaká lo trasladaron al Real Madrid, donde tiene contrato hasta el 2015, allí en España, nació su primer y único hijo Lucas Izeczon Célico el 10 de junio del 2008, su esposa carolina fundo una iglesia siendo ministra ordenada en Sao Paulo, hasta hoy Kaká ha dicho que se quedaría en España, pero visita a su familia y amigos que desde el principio lo apoyaron.

Y este es un corto relato de la vida de mi artista favorito, un artista diferente, sin pincel, ni micrófono, ni coreografías sino con un balón y un Dios  todo poderoso respaldándolo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s