Como ovejitas

Hay momentos en que mis hijos me parecen como ovejas.

Aquí este videito donde me doy cuenta que en los años de formación de nuestros hijos, somos como pastores que  cuidan a las ovejas de su rebaño ayudandolas a diferenciar entre lo bueno y lo malo.

Algo que aprendí es que si yo no se sujetarme a una autoridad, no sabré como enseñar a mis hijos a obedecer. Antes de saberlo, puedo decir que en más de una ocasión  mi rebeldía me hizo sentir los mordiscos de mi desobediencia y dejaron huellas en mi alma que no quisiera recordar. Hoy estas experiencias me han servido para ayudar a otros y a mi misma, pues el estar en este orden definitivamente trae bendición a mi vida.

Y como nos enseña  la historia no busques hacer lo que se te de la gana más bien como dice  [Efesios 5:21  Estén sujetos los unos a los otros, por reverencia a Cristo.]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s