No hay efecto sin causa

Un día ya hace varios años tenía una amiga, que llevaba casi 7 años de casada, y la relación en su matrimonio se fue deteriorando mucho para esa época, llegando a la separación. Recuerdo que un día me preguntaba.  Adri por que Dios no hace nada? Y a la vez decía: Dios por que me haces esto? A lo que yo le conteste con otra pregunta: Hace siete años cuando tomaste la decisión de casarte, tuviste en cuenta a  Dios, o por lo menos oraste para que te guiara si era la decisión correcta casarte en ese tiempo y con esa persona?.  Entonces ella me respondió: No.  Bueno amiga y hoy porque quieres echarle la culpa a Dios por la consecuencia de una mala decisión tuya?

Cuando tu te subes a un altar no es solo para ver las cosas color rosa, esto es fantasía, tu te subes para realizar un sacrificio de amor, donde dejas de pensar solo en ti y en lo feliz que te hará tu pareja, si no en como la vas hacer tu feliz a ella y no estoy hablando de dejarse manipular, ya que todos los casados hemos tocado esta área cuando tenemos ataques de egoísmo.  Entonces viene la habitual irresponsabilidad de echarle la culpa al otro de nuestros problemas e incluso a las circunstancias.

Desafortunadamente no nos ponemos los pantalones bien puestos para asumir nuestras propias vidas, bien dicen por ahí “cada quien se labra su propio destino”

Cuando Dios creo al ser humano  lo hizo para disfrutar de una relación con el, primero adecuo todo para que tuviera lo necesario y en el camino se dio cuenta que era bueno hacerle una compañera.  El no quiso crear un robot que siguiera sus ordenes, sino a un ser precioso a quien quería amar y cuidar.

Bueno, Adán y Eva la embarraron, pero al problema Dios dio soluciones. ¿Sabias que hay un libro en la Biblia, en el AT que se llama Deuteronomio? En  el capitulo 28 habla de las bendiciones por la obediencia, que son 14 hermosas promesas. Y las maldiciones por la desobediencia que son más de 50.  Pero debemos ver estas restricciones no como amenazas, sino como advertencias amorosas acerca de los hechos mismos de la vida. De la misma manera que advertimos a los niños pequeños que se alejen de las estufas calientes y de las calles de mucho transito, Dios quiere que nos alejemos de los actos peligrosos y evitemos las malas acciones.

Conocí una mujer que vivió más de 20 años sin tener realmente en cuenta a Dios, construyo un mundo donde la reina era ella, y su castillo era como un hermoso pan de calado dorado. Ella experimento muchas cosas malas de las que habla Dt. 28, consecuencia de su terquedad y desobediencia. Un día su orgullo la llevo a tocar fondo, su castillo se desborono dándose cuenta que llevaba toda la vida equivocada. Muy doloroso?… Si.  Pero fue entonces que miro al cielo y busco a Dios. Y El con sus brazos de papá misericordioso la levanto y comenzó a restaurar.  Ella supo que es verdad el propósito del primer libro de Reyes, que es hacer un contraste entre las vidas de aquellos que vivieron para Dios y aquellos que rechazaron hacerlo, a lo largo de la historia de estos reyes.

Fue entonces que hubo luz y con toda libertad deseo entrar en el orden de Dios. Pues antes en sus planes no contemplaba el casarse y mucho menos depender de un hombre, e hijos, de pronto uno a los 30. Hoy por consecuencia tiene varias de las bendiciones de la obediencia  que habla Dt. 28 algunas: v.3-8 Dios los bendecirá donde quiera que vivan, sea en el campo o en la ciudad.  Dios bendecirá a sus hijos, y a sus cosechas y ganados.  Dios los bendecirá en sus hogares, en sus viajes y en todo lo que hagan.  Siempre serán muy felices en el país que Dios les dará. Nunca les faltara alimento y siempre tendrán pan en la mesa. Y dice en el v.1 “Si Uds. obedecen todos los mandamientos de Dios que hoy les he dado, serán su pueblo favorito en toda la tierra, y recibirán siempre estas bendiciones. Gracias Señor por tu misericordia con esta mujer, porque aunque era más terca que una mula, tuviste la paciencia de mostrarle como ir armando el rompecabezas de su vida.

Hoy su castillo es del oro puesto por Dios donde el rey es El; vive felizmente casada, depende de su esposo y tiene cuatro hermosos hijos y todos reciben el beneficio de su amor y sus promesas.

Hay cosas que entristecen a Dios, pues El le dice al pueblo en Lc 13:34: ¡Cuantas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta a sus pollitos bajo las alas, pero no quisiste!  Pues miren, el hogar de Uds. va a quedar abandonado; y les digo que no volverán a verme….

En 2 de crónicas 7:14 dice: Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieran de sus malos caminos,; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonare sus pecados, y sanaré su tierra.

En el Salmo 91:14 dice: Por cuanto en mí ha puesto amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Porque Dios nos enseña principios espirituales?

Todo esto lo hace por que hay una realidad espiritual que no conocemos y que se refleja en la realidad natural que vivimos, si te das cuenta el mundo es el reflejo de las acciones de miles de personas. Así lo creas o no El nos quiere dar estas pautas para que por ellas andemos con prudencia y sabiduría, para alcanzar un fruto de bendición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s