Lucha de titanes

Hace un  tiempo aprendí que hay cosas que no debo evitar, recuerdo que cuando Juli era pequeño como de dos años, el buscaba a su papá para luchar y yo me impresionaba de pensar que se lastimara , pues en algunas ocasiones lloraba, pero aún así lo volvía a buscar.  Realmente no lo entendía, pues como buena mamá osa sobre protectora, no quería ver a mi cachorro gimoteando.

Y aquí los titancitos al ataque sobre su contrincante. (Sami, Dani Y papi)

Un día leyendo un libro que se llama COMO CRIAR VARONES por fin lo pude comprender. Debido a mi naturaleza femenina es muy difícil entender la masculinidad de los hombres y es que definitivamente esta brusquedad hace parte de su esencia.

Por lo que aprendí que debo respetar esta parte, ya que es necesaria para el buen desarrollo fisico, emocional y social de todo varoncito en crecimiento.

Y es que definitivamente se lo gozan, inclusive Cata también se lo gozo siendo pequeña (lo que no me cabía en la cabeza) y todavía de vez en cuando con Juli se hacen sus buenas fuercitas.

Aquí papi con cara de cansado despues de…  y como siempre todos ganan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s