Mirando al otro

Hace algunos años cuando comencé mi relación con El Señor, como buen amigo me dejo ver algunas cosillas que debía cambiar.

En una ocasión iba sola conduciendo por la Av. Boyacá en un tranco, cuando me puse a pensar en una amiga que quiero mucho, pero que a la vez tiene algunas cosas que no me gustan. Y pensaba: ¡¡¡No, que tal esta mujer tiene tantas cosas innecesarias, esta llena de corotos  que no se puede ni organizar, esta apegada a esas cosas y no se da cuenta que realmente son una carga!!!   Aclaro que esto no lo comente con nadie, sino que solo lo pensaba… ( o lo criticaba?)

Varios meses después, estaba organizando unas gavetas grandes que tengo en la sala de mi casa.  Seleccione cada cosa, limpie y bote algunas. Cuando me vi sentada en el piso, estaba rodeada de 10 bolsas grandes que ni recuerdo que contenían, pero lo que si recuerdo es lo que escuche en mi mente, “¿QUIEN ES LA QUE ESTA LLENA DE COSAS INNECESARIAS?”

Uppss…  me quede fría y recordé esa palabra que dice: Que haces tratando de sacar la paja en el ojo ajeno, si no eres capaz con el tronco que tienes en el tuyo. Y otra es: No juzgues y no serás juzgado.

Algunas veces lo que más nos desagrada en otros es lo que nosotros mismos tenemos, créanme me costo mucho aceptarlo, pero esto me desafió a esforzarme en no criticar en mi mente a los demás, lo que me ayuda a pensar lo mejor de cada persona y no guardar basura en las gavetas de mi cabeza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s