Anecdotas con Dios

Hace un tiempo me tope con un blog, donde un padre trataba de explicarle a su pequeña hija que Dios no existía, esto me hizo invitarlo a conocer a Dios.

Yo se que muchas personas podrían decir muéstrame a Dios, donde esta? yo no lo veo.  Bueno tú no ves el soplo del viento pero existe, no puedes ver el movimiento de la luz pero existe. Hay varias cosas que no puedes ver a simple vista, pero existen como el átomo, la mitocondria en fin… no te voy a hablar de ciencia, ni a comprobarte científicamente que Dios existe. Como le dije a aquel padre esa vez, la única manera que te puedo dar a conocer a Dios es através de nuestra vida y lo real que puede ser su palabra.

Primero que todo te cuento que Dios es una persona divina, es padre, es amigo, es confidente, es consejero.  Bueno en este caminar te darás cuenta a que me refiero, no hablo de religiones ya que muchas son inventadas por hombres y tienen un interés, a la final egoísta.  Te hablare de una relación con El.

Quiero que sepas que Dios es bueno y muchas cosas malas que suceden en el planeta no son su voluntad, ni su culpa.  Sencillamente, así como sabes que hay normas de transito que se deben cumplir para que llegues sano y salvo a tu destino, es igual con Dios.  El nos dio unas normas para viajar por la carretera de la vida, si ignoras un semáforo en rojo te puede costar hasta la vida.

Mami no huelo rico

Nemo

Hace algunos años, cuando mi hijo Julián tenia cuatro años y estudiaba en colegio, estando en grado pre-jardín llego un día diciéndome: mami unas niñas en el colegio dicen que yo no huelo rico, a lo que le conteste,  amor pero si yo te baño muy bien y quedas oliendo a jaboncito.  No mami es que no huelo a colonia.  Entonces le dije, amor tu sabes que no tengo para comprarte una colonia, pero también sabes que te he enseñado que le pidas a Dios y que el tiene cuidado de ti, solo confía que El proveerá a su debido tiempo.

En otra ocasión me comento que no había podido participar en una rifa en el colegio para ganarse un obsequio, a lo que le conteste solo  espera, tal vez algún día El Señor te de la oportunidad.  Pasaron casi quince días cuando Cata trajo una invitación para el cumpleaños de una compañerita que vivía muy cerca de nuestra casa, como pude les compre unas chocolatinas de regalo y nos fuimos a la fiesta. Habiendo transcurrido media hora, mientras hablaba con otra mamá llego Juli corriendo y gritando: ¡¡¡ mami, mami dije cebra y me lo gane!!!, entre los dos destapamos el obsequio y era una hermosa colonia del pez de buscando a Nemo que olía riquísimo.  Entonces le dije vez amor lo lindo que es Dios contigo y el me dijo si mami, así es.

El desafío

Hace ya siete años que deje mi último trabajo laboral. Lo recuerdo muy bien.

Los dos primeros años de mi matrimonio estuve de ama de casa con empleada domestica y me dedique de lleno a la crianza de Cata, antes de quedar embarazada de Juli pase una hoja de vida a una  buena empresa que quedaba cerca de mi casa, ya que la situación económica estaba difícil, un año después me citaron a entrevista.

En esa empresa dure dos años y tuve tres cargos, el último muy prometedor: Ejecutiva de ventas institucionales, con un buen sueldo.  Tenía mi carro y debía asistir una o dos horas a la oficina, de resto podía trabajar desde mi casa, organizando mi agenda y creando estrategias para el aumento de clientes, me parecía que todo iba muy bien ya que le podía ayudar a mi esposo con la carga económica y de paso me podía realizar profesionalmente.

Pero hubo un pequeño detalle, en ese entonces tenía una empleada muy querida que me ayudaba con el trabajo domestico y el cuidado de mis hijos.  Un día dando instrucciones le dije: doña Coni por favor le da esto de comer al niño, ya que le gusta  (para esa época Juli tenía dos años) a lo que ella me respondió: No señora Adriana, al niño no le gusta eso, me quede mirándola y le recalque nuevamente, si  a el le gusta. A lo que ella volvió a responderme: No señora Adriana la verdad es que al niño no le gusta, le conteste pero doña Coni yo soy la mamá yo  lo conozco.  La verdad después comprobé que realmente a mi hijo no le gustaba ese alimento.  Esto me confronto enormemente, más cuando escuchaba  a mi pequeño decirme: Mami no te vayas a trabajar quédate conmigo.

Un día mi esposo me cito en su consultorio por que quería hablar conmigo y de alguna manera, percibí de que me quería hablar, tengo que ser sincera temía que me dijera que renunciara. Oramos, y lo dijo… que me sugería el dejar el trabajo para ver mejor de los chicos, en mi interior escuchaba una suave voz que me decía: tu sabes que es lo correcto (era Dios hablándome), pues como soy un poquito impulsiva me demore un día en pasar la carta de renuncia.  Al gerente le costaba un poco de trabajo creer que dejara esa oportunidad, pues era un cargo que muchos empleados deseaban.

Recuerdo que El Señor me hacia esta invitación: Tú dices que ningún trabajo te queda grande, pues te desafío a ser la administradora de tu hogar. Esta invitación  me producía ronchas ya que sabía que debía despedir a la empleada y yo tomar ese lugar.  También debía hacerme cargo de la educación de los chicos lo cual si disfrutaba.

Lo que no olvido es que al día siguiente después de entregar mi puesto, fui a dejar a Cata en el Jardín sin ningún afán.  Regrese a desayunar con Julián, me esperaba con ansia y me dio la mitad de sus huevos revueltos, por último me derritió dándome 17 besos en la cara y me manifestó que era el día más feliz porque ya no me volvería a ir.

Ahhhh!!! Y hoy te puedo contar que ya no me salen ronchas, jajajajaja. También que soy muy feliz y que he encontrado la verdadera realización en esta empresa que es mi hogar. Me ha quedado grande, si, sobre todo cuando no tengo en cuenta a Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s