Bájale, bájale…

Cuando la TV o el stereo tienen demasiado volumen, decimos “Bájale”.  Hoy yo te quiero invitar a bajarle tal vez al ritmo que llevas. Hay ocasiones en que estamos tan afanados y tenemos tanto que hacer: archivar documentos, transacciones, el negocio importante, la lavada de los platos, el examen, corre, corre, corre. Y en esos ires y venires no hay tiempo para lo importante…  tu vida, la de los que amas y te rodean. No todo es hacer, hacer y hacer.  En tu familia, que no se como este compuesta, hoy le haz dicho a  alguno “gracias porque estas aquí” en el lugar donde trabajas le haz dicho a algún compañero “gracias por tu labor” haz dedicado en este día un momento para mirar por la ventana y ver lo espectacular del cielo y cada persona que  por allí pasa, que al igual que tu necesita palabras de animo.  Vuelvo y te invito, detente un momento y siembra una palabra de ánimo o agradecimiento, aun al vigilante,  al taxista, al carnicero, a tu hijo, a tu jefe, a tu esposo.  Es increíble, pero a veces con los más cercanos es más difícil, pero lánzate y hazlo cosecharas bien y a su debido tiempo.

 hermosura de la unidad

Anuncios

Un comentario en “Bájale, bájale…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s